Seminario Interuniversitario de Investigadores del Fascismo

Publicación del libro “Els cartells de ‘La Frase Quincenal’. Feixisme, totalitarisme, cabdillatge i autarquia en la propaganda de FET i de las JONS”

Frasequincenal_portadaContraportada_frasequincenal

Hace escasamente un mes ha sido publicada la última obra de Alfred Pérez-Bastardas, Els cartells de ‘La Frase Quincenal’. Feixisme, totalitarisme, cabdillatge i autarquia en la propaganda de FET i de las JONS, un trabajo que nos propone un acercamiento diferente a los entresijos de la historia política del franquismo de posguerra. Desde mi punto de vista, la principal virtud de dicho trabajo reside en su capacidad para convertirse en un pequeño “tragaluz” -nótese la referencia velada a la famosa obra de Antonio Buero Vallejo- que nos ilumina una manifestación muy concreta de ese primer franquismo y, de algún modo, nos propone una nueva mirada sobre determinados aspectos de dicho periodo. Els cartells de ‘La Frase Quincenal’ analiza y pone a disposición de la comunidad historiográfica unas fuentes propagandísticas de gran valor -y hasta ahora desconocidas- que suponen un claro ejemplo de uno de los muchos instrumentos puestos en funcionamiento por el estado para hacerse omnipresente en la vida cotidiana del país, conectar con las clases populares y buscar nuevos consensos en una sociedad rota por la guerra civil. Así pues, una vez más se pone de manifiesto la vigencia y necesidad de ese binomio consenso-coerción como una clave esencial en nuestra comprensión de fenómenos como el franquismo, porque no todo fue violencia en el fascismo, por mucho que ésta fuera un elemento esencial de su código genético sin el cual sería incomprensible. En este sentido, los carteles de ‘La Frase Quincenal’ emitidos por la Jefatura Provincial de Propaganda de FET y de las JONS para la provincia de Barcelona son una buena muestra de ello, pues nos revelan otras preocupaciones del fascismo propiamente dicho, como la necesidad de mantener un estado de movilización permanente para acometer la forja de la unidad de destino [la famosa Volksgemeinschaft del nacionalsocialismo alemán], auténtica obsesión del fascismo español, y las tareas que ésta exigiría en su constante reafirmación: la codificación y sublimación de la figura del Caudillo como autoridad carismática; la reconstrucción del país; la reactivación de la economía nacional; la sublimación del principio de acción como signo distintivo del nuevo régimen y su eficacia en la toma de decisiones; y, por supuesto, la forja de un Imperio territorial y espiritual, auténtica culminación del proyecto fascista que pasaría por la plena autoconsciencia colectiva del ser nacional.

Un ejemplo de los materiales con que ha trabajado el autor

Un ejemplo de los materiales con que ha trabajado el autor

Personalmente, una de las inquietudes que me ha suscitado la obra de Pérez-Bastardas tiene que ver con el modo en que se hacía presente el estado franquista en el día a día de la sociedad española del momento. El campo de estudios de la historia de la vida cotidiana [die Alltagsgeschichte] ha aportado estudios de primer nivel desde que Alf Lüdtke y otros formularan sus ideas en los años 80, paradigma que recibió un impulso definitivo con los trabajos de Detlev Peukert, quien precisamente se dedicó a analizar los efectos de las políticas sociales del régimen nacionalsocialista sobre la población alemana y los diversos modos en que el estado se hizo presente en la vida de la gente de a pie (1). De hecho, una de las principales tesis de Peukert apunta a la coexistencia de la normalidad y la violencia, plenamente integrada en la vida comunitaria, y los múltiples aspectos en que la relación del individuo con su entorno próximo aparece permeada y condicionada -de forma inconsciente, a menudo- por las pequeñas cuñas que el nacionalsocialismo introdujo en su percepción de la realidad a través de diversos medios (2). Evidentemente, la historiografía peninsular se ha nutrido de estos estímulos, así nos encontramos con obras fundamentales, como son las de Carme Molinero, Pere Ysas, Martí Marín o los trabajos más recientes de Óscar Rodríguez (3). No hay que olvidar las propuestas surgidas desde el mundo de la enseñanza, como la del IES Averroes (Córdoba), donde se anima a los alumnos y alumnas de cuarto de la ESO a aproximarse a la vida cotidiana bajo el franquismo a través de fuentes orales elaboradas por ellos mismos. En cualquier caso, si digo todo esto es porque me parece importante señalar que la obra de Pérez-Bastardas apunta justamente en este sentido. De hecho, tal y como él mismo nos señalaba al avenirse amablemente a atender nuestras preguntas, “es fundamental atender al modo en que la sociedad vivía y trabajaba bajo el franquismo, la forma en que pensaba y se desenvolvía, cómo recibía la propia propaganda, cómo intuía la corrupción”.

Así pues, Els cartells de ‘La Frase Quincenal’ pone de manifiesto una forma propia de hacer política, es decir, una cultura política propia del franquismo muy relacionada con los métodos radicalmente modernistas utilizados por otros regímenes contemporáneos como el nacionalsocialismo, el fascismo italiano e, incluso, el comunismo soviético. Para todos ellos, la cartelería se convirtió en la expresión permanente de unos regímenes que trataban de presentarse como entes dinámicos y eficaces, modernos y masivos, benefactores al fin y al cabo, atentos a las necesidades de la sociedad y al mundo en el que viven y capaces de abrir la historia a un nuevo marco espacio-temporal omnicomprensivo, totalitario. De hecho, como el propio autor señala, la emisión de los carteles de ‘La frase quincenal’, cuyo nombre se debe a la periodicidad con que éstos eran imprimidos, distribuidos y exhibidos, se sostuvo económicamente sobre los mismos particulares o instituciones a los que iban dirigidos: talleres, fábricas, oficinas, centros culturales, centros culturales, cajas de ahorros, bancos y escuelas de formación profesional. De algún modo, esto nos da la idea de quiénes eran el objetivo fundamental de esta propaganda y, al mismo tiempo, quiénes constituían las bases sociales de apoyo al régimen. En cualquier caso, siguiendo al propio autor, “No podemos saber por ahora cuantos talleres, empresas y administraciones firmaron el contrato de suscripción, ni cuantos ejemplares se distribuían”, y sin duda es por aquí por donde deben seguir los futuros análisis en este campo tan prolífico abierto por Pérez-Bastardas.

Otro ejemplar de 'La frase quincenal'

Otro ejemplar de ‘La frase quincenal’

Por lo que se refiere al grueso de la obra se centra en la importancia de los carteles de ‘La Frase Quincenal’ como termómetro o guía para medir el seguimiento de los estados de opinión, los equilibrios de poder y los intereses dominantes a lo largo del periodo comprendido entre 1940 y 1951, que son los años durante los que se emite esta propaganda. Quizás, tal y como ocurre hoy con El tragaluz de Buero Vallejo, al cual hacíamos referencia al inicio de esta presentación, o con los propios carteles de ‘La Frase Quincenal’, cosas meramente intuitivas que no requerían explicaciones complejas en su tiempo y resultaban familiares para la sociedad del momento aparecen hoy en día como criptogramas que requieren de un análisis crítico y detallado por parte de historiadores. Precisamente, eso es lo que hace Pérez Bastardas, quien se sirve de una de las muchas formas y manifestaciones del régimen franquista como una pequeña ventana desde la cual mirar al pasado.

Presentación del libro en el Museu d'Història de Catalunya. En el centro el autor, Alfred Pérez-Bastardas, a su izquierda Joan Maria Thomàs.

Presentación del libro en el Museu d’Història de Catalunya. En el centro el autor, Alfred Pérez-Bastardas, a su izquierda Joan Maria Thomàs.

Hace escasamente unos días, el 9 de enero, estuvimos en la presentación oficial de Els cartells de ‘La Frase Quincenal’ en el Museu d’Història de Catalunya, donde Joan Maria Thomàs nos deleitó con una interesante introducción y contextualización de los contenidos de la obra. Éste señaló varias cosas que, a mi parecer, quedan bien reflejadas en el trabajo de Pérez-Bastardas. En primer lugar, las terribles limitaciones económicas del proyecto fascista en España, el cual, a pesar de contar con los intrumentos legales necesarios para su desenvolvimiento jamás contó con la necesaria financiación para hacerlo. Así pues, a juicio de Thomàs y del propio autor, los carteles de La Frase Quincenal serían una iniciativa seguramente provincial dirigida a la búsqueda de fuentes de autofinanciación, ya que dichos carteles eran adquiridos mediante suscripción “voluntaria”, algo a tener en cuenta en un momento donde la voluntariedad equivalía a la supervivencia dentro del siempre complejo equilibrio entre consenso y coerción propio de cualquier régimen dictatorial. A mi parecer, las causas de esta endémica falta de recursos serían más discutibles, y tendrían mucho que ver con la situación en que se encontraría el país durante una penosa y larga posguerra, como bien reflejan los problemas que tuvo que enfrentar la Dirección General de Regiones Devastadas durante la reconstrucción de los pueblos, ciudades e infraestructuras de toda la península. En segundo lugar, y esto es muy importante de cara a conocer el verdadero impacto y naturaleza del régimen, así como el clima político-cultural del periodo comprendido entre los años 30 y 40: en Cataluña hubo muchos franquistas, quizás no tantos como en el resto de España, pero aún con todo el Partido Único alcanzaría cifras de afiliados que estarían en torno a las 80.000 y 90.000 personas, por muchas y muy variadas que pudieran ser las causas de su vinculación al Movimiento. Finalmente, reflexionando en torno al legado del franquismo Thomàs habló de su alargada sombra, el cual, evidentemente, desapareció como régimen pero dejó su impronta en múltiples aspectos de la cultura política y la cotidianeidad españolas que aún hoy son visibles en nuestro día a día.

DATOS BÁSICOS SOBRE LA OBRA:

Año: 2013

Editorial: Base

Número de páginas: 182 (136 dedicadas al cuerpo del trabajo y 45 con los materiales gráficos analizados en la obra).

Precio: 17  euros

Enlace a la obra en la página de la editorial: http://www.editorialbase.cat/llibres/257

NOTAS:

(1) Entre sus obras destacaría por su valor metodológico The History of Everyday Life: Reconstructing Historical Experiences and Ways of Life, Princeton, Princeton University Press, 1995 [1989].
(2) Los trabajos de Peukert, fundamentales para la historiografía a nivel internacional, todavía esperan ser traducidos al castellano, así que desde aquí animamos a quien lea esto y esté interesado a que de el primer paso. Como referencia fundamental citaría Detlev PEUKERT: Inside Nazi Germany: Conformity, Opposition and Racism in Everyday Life, New Haven, Yale University Press, 1987 [1982] o The Weimar Republic: the Crisis of Classical Modernity, Nueva York, Hill and Wang, 1992 [1987].
(3) Son especialmente destacables Carme MOLINERO: La captación de las masas, política social y propaganda en el régimen franquista, Madrid, Cátedra, 2005; Pere YSAS: “El movimiento obrero durante el franquismo. De la resistencia a la movilización”, Cuadernos de Historia Contemporánea, 30 (2008), pp. 165-184; Martí MARÍN: “Franquismo e inmigración interior: el caso de Sabadell (1939-1960)”, Historia Social, 56 (2006), pp. 131-152. Por último, creemos que por su renovadora y ambiciosa propuesta metodológica el trabajo de Óscar Rodríguez Barreira  marcará un precedente para cualquier estudio futuro en torno a historia de la vida cotidiana durante el franquismo. Véase recién publicado “Cambalaches: hambre, moralidad poular y mercados negros de guerra y postguerra”, Historia Social, 77 (2013), pp. 149-174.

Anuncios
Esta entrada fue escrita por davidalegrelorenz y publicada el 23 octubre, 2013 a las 1:13. Se guardó como Novedades editoriales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “Publicación del libro “Els cartells de ‘La Frase Quincenal’. Feixisme, totalitarisme, cabdillatge i autarquia en la propaganda de FET i de las JONS”

  1. xoilo funes en dijo:

    lamento haber conocido recien su pagina. excelente

    • davidalegrelorenz en dijo:

      Querido amigo,

      Como siempre se dice más vale tarde que nunca! Además acabamos de comenzar, como aquel que dice. Por lo demás, muchísimas gracias por tus amables palabras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: