Seminario Interuniversitario de Investigadores del Fascismo

El fascismo en la literatura: Vasco Pratolini

Por Ángel Alcalde (Doctor en Historia y Civilización)

No hace mucho, el profesor Jordi Canal (EHESS) nos recordaba las razones por las que los historiadores deben leer novelas.[1] Estas nos acercan a los hombres y mujeres del pasado, son un producto de la historia en sí, y además nos ayudan a escribir mejor la historia. También la historiografía del fascismo puede mantener una fructuosa relación con la ficción literaria, y este post es una argumentación en ese sentido. Es probablemente cierto que la literatura de ficción muy frecuentemente ha retratado al fascismo recurriendo al estereotipo, privilegiando la denuncia y el alegato, así como la memorialización de lo trágico, pero existen muchas novelas que consiguen sumergirnos en aquel mundo pretérito donde la irrupción sangrienta del fascismo ocurrió de manera tan real como desde hoy puede parecernos casi fantástica.

Las obras del escritor italiano Vasco Pratolini (1913-1991) son uno de los mejores ejemplos en ese sentido. Aquí comentaremos brevemente tres de sus novelas: Il Quartiere (1944), Cronache di poveri amanti (1946) y Lo Scialo (1960). Florentino de nacimiento, Pratolini presenció con ojos infantiles el surgimiento del fascismo italiano, vivió como adolescente y como joven tipógrafo su dictadura, comenzando su carrera de escritor a finales de los años 30; con la Segunda Guerra Mundial Featured imageparticiparía activamente en la Resistencia comunista contra la ocupación alemana, y tras la liberación de 1945 desarrollaría su trayectoria de periodista y autor. Sus obras, casi siempre ambientadas en la Florencia de los años 20 y 30, nos transportan al contexto donde surgió con enorme fuerza el movimiento fascista, algo que hemos conocido históricamente a través de las obras de investigadores tan diversos como Frank M. Snowden,[2] Walter L. Adamson,[3] Marco Palla o Roberto Bianchi,[4] aunque un libro de síntesis actualizado sobre los fascismos toscanos y sobre todo el florentino sería muy bienvenido. Los libros de Pratolini nos transmiten la perspectiva de las clases populares a través del realismo literario, del relato de un protagonista coral que es el proletariado urbano y las clases medias-bajas de la ciudad de Florencia.

Il Quartiere

Il Quartiere, edición de Mondadori (2007)

Un buen ejemplo es Il Quartiere (El barrio), una obra de juventud, que es la más breve y sencilla de las novelas que nos ocupan aquí, aunque no por eso carezca de interés. Relata las relaciones personales y amorosas entre un grupo de jóvenes que habitan el barrio florentino de Santa Croce en torno a 1935, es decir, en los años del “consenso” del régimen de Mussolini y de la campaña de Etiopía. En efecto, el libro nos aporta una descripción de aquella movilización para la guerra fascista, del ambiente en las calles de la capital toscana, entre el entusiasmo, la propaganda y la represión que se concentra en las casas pobres amontonadas a lo largo de callejones estrechos y malolientes. Encontramos ya aquí muchos de los temas y trasfondos que marcan obras de Pratolini posteriores y más desarrolladas, pues su estilo literario todavía maduraría en los años consiguientes al fin de la experiencia fascista.

Cronache di poveri amanti, edición de Mondadori (reimpresión de 2013)

Cronache di poveri amanti, edición de Mondadori (reimpresión de 2013)

Cronache di poveri amanti, en cambio, puede considerarse una de las obras clave y más representativas del autor italiano (existe traducción al español). La novela, de más de cuatrocientas páginas, nos zambulle en la vida urbana florentina de los años del affaire Matteotti, con un gobierno fascista instaurado en el poder, pero todavía inseguro y dependiente del apoyo de otras fuerzas políticas hasta la definitiva imposición de la dictadura en enero de 1925. Pero aunque estos avatares políticos son su trasfondo crucial, nada de ellos tiene mucha relevancia en el desarrollo de la obra, que se centra en el devenir vital de los habitantes de una escondida calle florentina, Via del Corno (que es la calle florentina preferida del que escribe estas líneas). En este microcosmos, los personajes conviven entre celos, solidaridad, lujuria, venganza, desesperación, amor, entre las conversaciones de alféizar a alféizar, las confesiones susurradas en un portal, los sonidos metálicos del trabajo en el taller del herrero y los gritos de alguna noche en las habitaciones de la pensión colindante. En este universo cohabitan el fascista Carlino, un escuadrista que reside con su madre Armanda en una de las viviendas, y el comunista Maciste, ex ardito del popolo, y también una serie de mujeres y hombres, jóvenes y ancianas cuyas vidas se entrelazan estrechamente. La parte final de la novela es memorable por representar de manera trepidante aquella “noche del Apocalipsis” que fue el comienzo de la mítica “seconda ondata” de violencia fascista lanzada por el escuadrismo post-marcha a finales de 1924 y comienzos de 1925,[5] y que en realidad tuvo en Florencia algunas de sus más funestas consecuencias. Todo esto puede verse también en la fiel adaptación de la novela al cine realizada por Carlo Lizzani en 1954.

Via del Corno

Via del Corno, Florencia, en 2011 (fotografía por Ángel Alcalde)

Lo Scialo es sin duda la obra más mítica de Vasco Pratolini, la más madura literariamente, la más articulada, y también la más larga (más de mil densas páginas en tres volúmenes); se trata de la segunda parte de una trilogía sobre la historia italiana (comenzada con Metello en 1955 y finalizada con Allegoria e derisione en 1966). Lo Scialo (traducible como el despilfarro) ha sido la última obra fundamental pratoliniana reeditada en torno a la fecha centenario del nacimiento del autor (2013), aunque antes de su esperada reedición de 2015 en la colección Biblioteca Universale Rizzoli era casi imposible encontrarla siquiera en las librerías de segunda mano, especialmente en la ciudad de Florencia, donde transcurre su trama. Allí nuestro librero de viejo predilecto nos consiguió un ejemplar bien conservado, reimpreso en 1991. Nunca ha sido traducida, que sepamos, al castellano (guiño a los editores españoles). Los historiadores italianos suelen citarla normalmente por haber inmortalizado los sucesos de la revuelta popular del barrio de San Frediano, en marzo de 1921, aunque estos acontecimientos en realidad ocupan una parte pequeña de la novela. Más bien, Lo Scialo, a través de unos pocos personajes principales —dos parejas— cuyas vidas se ponen en paralelo entrecruzándose ocasionalmente, plasma a través de su individualidad la vida florentina y toscana en los años que van de las vísperas de la Gran Guerra hasta la consolidación del fascismo. El retrato psicológico que se realiza de los protagonistas es sumamente profundo y puede llegar a abrumar al lector, aunque una lectura paciente y entregada merecerá la pena.

Lo Scialo

Lo Scialo (Mondadori, reimpresión de 1991).

En esta novela el fascismo lo encarnan figuras complejas y fascinantes como la de Folco Malesci, un dannunziano, excombatiente y luego jefe escuadrista, cautivador de mujeres; pero también en el personaje femenino —y feminista— de Ninì, una intervencionista de clase media con aspiraciones de aristocratizarse, y a través de cuyos delirios nos sumergimos en la sociedad de las haciendas rurales toscanas, con sus punzantes conflictos de clase. La manera en que la realidad política y social acaba ensartando a las gentes corrientes se ve a través de la historia del infeliz matrimonio de Nella con Giovanni Corsini, un excomunista que se acaba siendo cómplice, por interés, de los fascistas, entregándose con avaricia a los negocios sucios y de poca monta típicos de la corrupción de los años 20. A lo largo de la obra aparecen personajes basados en la realidad, como Spartaco Cavagnini, trasunto fácilmente reconocible de Spartaco Lavagnini, el comunista asesinado a tiros por los fascistas en 1921. Todo un mosaico de la realidad histórica, aunque un lector experto detectará alguna incongruencia o anacronía (como por ejemplo hablar de las acciones de los arditi del popolo hacia 1919-1920, cuando no fueron creados hasta bien entrado 1921), y puede resultar chocante la fuerte evolución de los personajes en un lapso cronológico-histórico breve. Nada que pueda disuadir, en absoluto, de la lectura de la obra, que es todo un capolavoro de la literatura italiana del siglo XX.

Esperamos con este comentario haber puesto de relieve el valor de la obra de un autor, Vasco Pratolini, que además de habernos legado las descripciones más vívidas y realistas de la vida cotidiana de Florencia en la primera mitad del novecientos, nos permite tener una perspectiva de la experiencia fascista, aun siendo de ficción, verdaderamente “desde abajo”: una vía hacia el conocimiento histórico que desde hace mucho tiempo los historiadores del fascismo, y también del franquismo, se han esforzado por alcanzar y representar.

[1] CANAL, Jordi (ed.), “Historia y literatura”, dossier en Ayer, 97 (2015).

[2] SNOWDEN, Frank M., The Fascist Revolution in Tuscany 1919-1922, Cambridge/New York, Cambridge University Press, 1989.

[3] ADAMSON, Walter L., Avant-Garde Florence. From Modernism to Fascism, Cambridge (MA) / London, Harvard University Press, 1993.

[4] PALLA, Marco, “I fascisti toscani”, en G. MORI (ed.), Storia d’Italia. Le regioni dall’Unità a oggi, La Toscana, Torino, Einaudi, 1986; BIANCHI, Roberto, “La massoneria e le origini del fascismo in Toscana”, Contemporanea, a. XVI, nº 4 (2013), pp. 499-522.

[5] LYTTELTON, Adrian, “Italian Fascism: the Second Wave”, Journal of Contemporary History, 1, 1 (1966), pp. 75-100.

Anuncios
Esta entrada fue escrita por Ángel Alcalde y publicada el 23 octubre, 2015 a las 18:42. Se guardó como Biblioteca, Clásicos desempolvados, Fascismo en Italia, Filmoteca y etiquetada , , , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: